Conejo con Cerezas del Jerte

Compartir

conejo-con-cerezas

Conejo con cerezas del Jerte

Esta receta es ideal para cualquier dieta, ya que el conejo es una carne baja en calorías si quieres controlar tu peso y bajo en colesterol cocinándolo con poca grasa.

INGREDIENTES:

  • Medio conejo (si es de campo mejor)
  • Una pizca de sal, aunque siempre va a gusto.
  • Un mix de pimientas
  • Dos dientes de ajo
  • Tres cucharadas de aceite de oliva virgen extra, que en Extremadura los hay muy buenos.
  • Una Cebolla
  • 18 cerezas del Jerte o picotas del Jerte frescas.
  • 125 ml. de Gloria, que es un licor muy típico del Valle del Jerte
  • 250 ml. de caldo de pollo
  • Una ramita de canela

VAMOS A PREPARARLO:

Las cerezas del Jerte se cortan por la mitad y se les quita el pipo. Está permitido comer unas poquitas mientras cocinas siempre y cuando dejes las 18 de la receta. Cuando les has quitado el Pipo las apartas a un lado para luego.

Prepara el conejo fijándote bien que está limpio y lavado. Lo cortas en ocho trozos. Si se lo pides a tu carnicero/pollero seguro que ya te lo da bien limpito y hasta troceadito.

Les pones la sal a los trozos del conejo y le pasas al molinillo de pimientas un par de vueltas. Ten cuidado porque aquí yo siempre estornudo.

Ahora, después de estornudar, te toca llorar, pero sin pena. Pela y corta la cebolla en rodajas muy finas.

Prepara el fuego medio alto, pon una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra del extremeño, dora los trozos de conejo aproximadamente unos cuatro minutos por cada lado, fíjate que se dora por fuera pero por dentro no se queda reseco, que se vea jugosito. Retira el conejo de la sartén y apártalo para luego, lo puedes dejar al lado de donde tienes las cerezas del Jerte reservadas para luego.

En la misma sartén, como el conejo se habrá chupado todo el aceite de antes, hechas otro chorrito de aceite Extremeño pero baja un poco el fuego, que no esté tan caliente.

Dale un golpetazo a los dientes de ajo y los echas en la sartén, no hace falta que los peles. Dora los ajos durante un minuto y echas la cebolla con seis cerezas. ¡Ojito que te veo, todas las cerezas que eches a la boca tendrás luego que reponerlas!

Rehoga la cebolla unos veinte minutos hasta que caramelice, igual tienes que tener cuidado que entre caramelizar y quemar sólo hay un puntito. Si ves que se tuesta demasiado le añades un pelín de agua.

Cuando la cebolla está muy tierna y dorada agrega la Gloria, si te quieres tomar un chupito mientras cocinas no pasa nada. Sube el fuego y deja reducir un par de minutos. Ahora es el momento del caldo de pollo.

¿Tienes Trituradora? Pues vamos a usarla que es muy cómodo. Tritura la salsa (puedes quitarle la piel a los ajos que ya ha soltado todo el sabor) y ahora lo echas en la sartén con todo lo demás: el conejo, la canela y lo que queda de caldo. Cuece, como dice Rosana, a fuego lento unos diez o quince minutos, dependerá de la dureza de la carne.

Añade las otras cerezas (que espero no te hayas comido) y termina de cocer unos cinco minutos.

Y ala, a la mesa calentito. ¡Con patatas a lo pobre estaría genial!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *